miércoles, 14 de marzo de 2007

Prueba de fuego: Navarra 27-M

La derecha juega con la ventaja de un gobierno central débil, para mantener su poder en Navarra. Estos días la campaña de atemorización a los navarros y navarras sobre un posible tripartito en el Territorio Foral ha ido a más, culminando en la próxima "manifestación" prevista el sábado por Mariano Rajoy en la ciudad de Pamplona.






UPN y CDN. No salen las cuentas.



Las últimas encuestas indican que es posible, que tras ya más de diez años, la derecha se pueda ver obligada a abandonar las instituciones navarras, ante una pronosticada derrota en las urnas. El ejecutivo encabezado por Miguel Sanz, con la CDN de fiel aliado, podría perder su mayoría absoluta, y ahí es donde comienzan los miedos para el PP.



Na-Bai, una coalición integrada por formaciones vasquistas, se presenta como la más que posible sorpresa en estos vecinos comicios. Si UPN-CDN perdieran la mayoría absoluta, cabría una posible nueva mayoría, teniendo el PSN la posibilidad de hacer un gobierno alternativo con Na-Bai y IU o CDN.



La nueva cruzada de la derecha



La derecha más reaccionaria lleva, desde que "El Mundo" publicase como titular los malos pronósticos para UPN en los próximos comicios, agitando las aguas para que en Navarra se luche por mantener a Sanz, como salvador de los fueros, frente a un intento de "Anschluss" por parte de Zapatero y sus amigos nacionalistas. No hay mañana que Federico Jimenez Losantos, desde las ondas episcopales, no repita la máxima de que en Navarra nos jugamos el futuro de España. Él ha conseguido que su discurso cale en todos los medios de la derecha, y por supuesto en el propio discurso del Partido Popular. Ante los próximos comicios hay dos opciones: la UPN-CDN o los socialistas y el entorno de batasuna.



La única experiencia del PSOE en el ejecutivo Foral

En su día, tras estas elecciones de 1995 se conformó por vez primera en Navarra un Gobierno de coalición que agrupó a los partidos PSN-PSOE, CDN y EA, bajo la presidencia del socialista Javier Otano Cid. No obstante, en octubre de 1996, tras la dimisión del presidente Otano (junio de 1996), se conformó otro Gobierno de Navarra presidido por el candidato de UPN, Miguel Sanz Sesma, que fue apoyado únicamente por los parlamentarios de su partido.


Lo que se le viene al PSOE-PSN...

Va a ser muy dificil la campaña para el socialista Fernando Puras, que algunos de la derecha ya han tachado de "amigo de los nacionalistas", y cuya designación fue polémica ya que se consideraba que el anterior candidato, Chivite, tenía una línea más navarrista. Por de pronto ya tiene una manifestación el próximo sábado de Mariano Rajoy, que está como Operación Triunfo cuando se iba de gira por España, en defensa de los Fueros. El Partido Popular pretende retener Navarra bajo la máxima de "no hay mejor defensa, que un buen ataque". Mientras que el PSN no se cansa de repetir, al igual que IU, que están en contra de una unión con el País Vasco, en muchos ciudadanos ya ha calado la idea de que el PSOE pretende entregar Navarra a los separatistas. Sin lugar a duda el "juego sucio" del PP está siendo tremendamente inteligente, dado que a este ritmo mantendrán un feudo, a pesar del creciente descontento sobre las políticas que se están practicando en el mismo , con un mensaje "simplón" y engañoso.


Lo tiene muy dificil el PSOE. La excarcelación de De Juana ya ha servido al PP para decir, esta vez con fundamento, que el gobierno cede ante el entorno abertzale. La obsesión de Otegi y Batasuna con Navarra le puede salir muy cara al PSN, quedando marginado en una contienda que al final se agrupe en navarristas (UPN-CDN) , contra vasquistas (Na-Bai). Por ello, creo que es preciso para el PSN no andarse con titubeos a la hora de afirmar, que bajo ningún concepto Navarra será parte de Euskadi. Sé que es caer en el juego del rival, pero en este caso como no se insista en la defensa de la foralidad de Navarra, el PSN puede llevarse unos resultados muy negativos.


Ante una posible pérdida de mayoría absoluta del actual ejecutivo, espero que el PSN no pacte con Na-Bai e IU un "pacto a la catalana". Hasta ahora Navarra ha sido una comunidad tranquila, no vayamos a sumarla a la artillería del PP ante las próximas generales. Lo mejor que puede hacer Puras es esperar, combatir con hechos y palabras los ataques de UPN, y procurar un acercamiento a CDN, que en bastantes ocasiones tiene "encontronazos" con los compañeros de pacto.

Los malos gobiernos acaban cayendo tarde o temprano. Solo los navarros serán quienes valoren si están, o no, conformes con su actual ejecutivo. Sin embargo, en casos como el de Navarra, jugar "al despiste" o intentar pactos a la catalana le puede salir muy caro, tanto al PSOE-PSN, como a todos los españoles. Mucho cuidado.

1 comentario:

Entre Apuntes dijo...

En Navarra como en Aragón, antes hubo Fueros que leyes. Es un carácter sintomático lo que ocurre. Es dificil hablar de unificación de comunidades autónomas. De momento la Constitución prohibe la Federación de Comunidades Autónomas y el proceso de unión de ambas CCAA es demasiado costoso, y no tan solo electoralmente para el Gobierno.
No creo que se vaya a producir una incorporación de Navarra al Pais Vasco. Lo que sí se ve que una vez más se va utilizar electoralmente. Hoy ya se saca a la calle a los ciudadanos Navarros para que se manifiesten. Hace muchos años, cuando empecé derecho hablar con un amigo de Tudela acerca de la situación de Navarra y después de mucho hablar le dije, Veo a la parte norte de Navarra anexionada a Pais Vasco y a la Ribera con Aragón. Pasaron los días y me dio la razón: "prefiero ser Aragones a Vasco" me unen más cosas a Aragón geográficamente hablando que a Euskadi. Si esta conversación la hubiera tenido con alguien de Pamplona hubiera sido al reves.
Diferentes prismas, diversas opiniones. Un Abrazo

(por cierto me he equivocado al postearte el artículo, borra el otro. Gracias)