jueves, 8 de marzo de 2007

Maldita pesadumbre. Mejor en casa...


Uno de los ingredientes que muchos postres acostumbran a llevar en su elaboración es la levadura. Ésta es definida con una facultad, la de crecer en forma anaerobia realizando la fermentación alcohólica. Pues a Rajoy le está pasando eso mismo, día que pasa, y día que se acerca la macromanifestación del sábado, más crecido es su ego, son sus declaraciones, y peor pinta todo.



Vivo cerca de la Plaza de República Dominicana, lugar donde el chantajeador victorioso, que ahora se revolcará con su novia entre sábanas euskaldunes, hizo la mayor de sus matanzas. Por ello paso a menudo por el lugar, convertido hoy día en sitio de peregrinaje de cientos de españoles. Reconozco que se me escapó una lágrima, y que además sentí auténtica pena por la situación en la que este gobierno y esta oposición nos están metiendo día a día a todos los los ciudadanos. Sin embargo, entre velas y flores, percibí no sólo tristeza, sino odio, y digo esto último sin que me tiemble el pulso al escribir las teclas de mi viejo teclado. Odio a un gobierno, extensible a muchos ciudadanos que pueden compartir sus decisiones, y lo que más me afectó, vi el "oportunismo" de algunos, que pretenden, tal y como ya avisé mezclar 11-M con ETA-Juana Chaos.



Uno de los temores que me vinieron con un posible éxito de la próxima marcha, fue que el día 11 de Marzo, el recuerdo a aquellos horribles atentados, se viera desplazado por una foto de Mariano Rajoy, con el lema " España por la libertad. No más cesiones a ETA". Muchos "hoolligans" radiofónicos o editorialistas aprovecharían para enlazar la concesión de atenuación a De Juana, con el tercer aniversario del 11-M, y se preguntarían ¿ No tendrá algo que ver la actitud generosa del gobierno con la banda, con las lagunas en el 11-M?. Como esas preguntas las escucho día sí, y día también, ¿qué mejor día que un 11 de marzo para que se repitan con mayor repercusión y niveles de demogogia?.



En cuanto a lo de las cesiones, discrepo, lo hago, porque hasta ahora es ésta, la decisión sobre De Juana, la única que se puede considerar cesión de ZP al entorno abertzale, y en eso lleva razón el PP. Nunca hasta ahora un gobierno había cedido ante un chantaje. Sin embargo, no hay que olvidar que Aznar acercó presos, y no por ello le criticaré, pero pretender meter a Zapatero más "salidas de tiesto" que esta última, a pesar de su enorme gravedad, es un acto de "oportunismo" repugnante, aunque habitual en la España democrática de hoy día.


Pero si algo me ha terminado de enfermar, es que Mariano Rajoy considerara esta manifestación la más importante de la democracia. Aquí es cuando la Mona de Pascua de Rajoy sufre un exceso de levadura que le hace perder cualquier tipo de mesura y cordura. Como no voy a recordarle al señor Rajoy que ha habido a lo largo de estos más de treinta años manifestaciones de mayor importancia, me permitiré el lujo al señor Lopez Garrido de matizarle que las de la Guerra de Irak ya están muy amortizadas electoralmente, y que siento decirle que para los españoles, ésta marcha nos afecta de forma más directa.



Con todo ello, he decidido no acudir el sábado a la manifestación. Lo hago, sin por ello quitarle mi apoyo implícito. Si he tomado esta opción, es porque estoy harto de todos, de socialistas y populares, y lo que más me hastía es que ETA se ría de nuestra división o que de Juana tome sus "chipironcitos" en el Hospital de San Sebastián. No quiero una democracia que derroque gobiernos desde la calle, sino desde las urnas. Y sé, después de haberme manifestado en tantas ocasiones, que no servirá para nada, salvo para fermentar más el "ego" de Mariano y su tropa, además de hacer un hueco a las pirañas de la "ultraderecha". Anteayer un taxista me confesaba, a día de hoy ya no sé a quien votar, y yo, no tuve más que darle la razón, maldita pesadumbre.


1 comentario:

Ignacio dijo...

Párrafo 4, línea 2: "esta" lleva tilde en la e.
Último párrafo, línea 6: "hurnas" es sin h...