domingo, 11 de marzo de 2007

El "acto Mariano"













No se ponen de acuerdo los distintos medios de comunicación y las autoridades públicas respecto al número de asistentes que acudieron a la llamada del PP el pasado sábado 10 de marzo. La cifra exacta no importa, sin embargo hay que aceptar que la convocatoria fue un éxito, desde este humilde blog haré un "analisis" de la misma. Ahí va:

El hecho es que fueron ciento y la madre...

El centro de Madrid se colapsó de banderitas y ciudadanos, que en teoría acudían a condenar la decisión del gobierno de atenuar pena a De Juana. Lo de las cifras, pues nada, que si para Esperancita 2 millones, para la derecha acomplejada de ABC 900.000 y para izquierda y amigos de los malos 350.000. Sea cual fuere la cifra de asistentes, la derecha demostró gran capacidad de movilización. Sorprendía luego coger el metro y autobús y ver a gente, que la última vez que debió tomar un medio de transporte público fue en su juventud, haciendo el esfuerzo de subirse con la plebe, y es que en el centro, más ahora con esto de los parquímetros de Ruizga, no hay coches para todos.


Un éxito pre-electoral


Pero no nos engañemos, lo del sábado fue un mitín y no una "manifa". La gente iba sonriendo, tal y como reconoce German Yanke en ABC. Todos pedían la cabeza del señor de las cejas pronunciadas, y una convocatoria de elecciones anticipadas al grito de "Zapatero Jodete". Se creó un nuevo lema: "Rajoy amigo, España está contigo" y "Rubalcaba, el chollo se te acaba". Realmente esta manifa recordaba a la que hubo el 13 de marzo frente a las distintas sedes del PP de toda España, solo que la derecha está siendo incapaz de esperar, el año que queda para las elecciones les supone un auténtico quebradero de cabeza, y estos "sociatas" se han de ir ya. No hay duda.

Menciono éxito, porque no ha habido hasta ahora un "acto electoral" en España con tantos asistentes. Quien diga que eso fue una manifestación, está en su derecho, yo sin embargo tengo mis dudas. Repasen sino la cabecera de la marcha: todos los dirigentes peperos, Alcaraz y Buesa (dos representantes de las víctimas, y a su vez de la derecha radical y de la moderada).



El colofón, Mariano y los 10 mandamientos


Cuando dije acto electoral, me expresé en estos términos porque la "guinda" al pastel fue ver a Mariano Rajoy leyendo un discurso, simplista y aburrido, como los que suele hacer el PP, pero con ese toque cañero que le gusta a la derecha moderna española. Mariano saltó al escenario, se desvirgó ante tanta gente, y allí dijo que "queremos recuperar la España que no se rendía al terrorismo, que no se humillaba al chantaje". Luego dijo eso que tanto le gusta, que el gobierno trata mejor a Batasuna que al PP, y el resto de proclamas, que ya uno conoce, con poco que escuche al centroderecha bramar en materia de terrorismo.

Si esto hubiera sido un acto en condiciones, una manifestación contra la decisión del gobierno, y de apoyo a las víctimas, en especial a las del sanguinario De Juana, creo yo que el discurso lo debiera haber dado alguien con mayor legitimidad, como por ejemplo la familia de Miguel Angel Blanco o de Ortega Lara. ¿Qué narices hacía el lider del PP repitiendo el discurso de todos los miércoles en el Congreso?, pues un acto "pre-electoral".


Mariano era un Abraham, un Moisés, un enviado del señor. El pueblo fervoroso se entregaba a sus palabras, y los ángeles Acebes y Zaplana aprobaban con su cara de satisfacción, el discurso evangélico del lider de la España de Bien.


Pero los del no a la Guerra...


Aunque lo jorobe, y aunque la COPE y Telemadrid quisieran en sus emisiones en directo hinchar cifras, el acto del sábado reunió menos gente que el Grito del "NO A LA GUERRA", ya que en este último también se encontraban votantes del PP, descontentos con la decisión del entonces gobierno de Aznar. ¿Como se iba a encontrar cómodo alguien de izquierdas entre tanta bandera Gaviotesca y con un discurso de Cortes al final de la marcha?. Gritaban eso de "Donde están, no se ven, la familia de los Bardem", normal, no me veo yo a Pilar Bardem aplaudiendo un discurso del Partido Popular. La pregunta debería haber sido, donde estaba Norma Duval, ella si que hubiera cerrado bien el acto, y no alguien tan "sosete" como Mariano.


La guerra de las banderas...


En lo que sí que gana la derecha es en el tema de banderas y emblemas. Mientras que la izquierda rehusa sacar la bandera de España, por eso de que no sé por qué narices está mal vista por muchos (algunos deberían examinar mejor la historia). La derecha noquea siempre a la izquierda en este aspecto. Todas las banderas autonómicas y de España ondeando a lo largo de varios kilómetros. Siempre hubo algún anormal con la bandera del "pajarraco", pero esta vez fue algo tan excepcional, que prestar atención a la excepción sería injusto. La ultraderecha esta vez andó más camuflada, a pesar de que La Sexta, al día siguiente, al dar la noticia buscará de manera desesperada "Aguiluchos" e "Inestrillas".


La verdad que hice bien quedandome en casa


Al final de lo que menos se habló el sábado fue de De Juana. No fue un acto de protesta, sino un acto de demonización de ZP y de exhaltación de un líder carente de carisma alguno. Mariano necesitaba un acto de apoyo así, ya que no entusiasma a nadie. Una decisión polémica le ha valido para montar una "verbena", que puede servir para movilizar a una derecha ante las próximas autonómicas. Para las generales ya inventarán otra cosa, de todas formas ya meterá la pata ZP para no variar...










1 comentario:

Entre Apuntes dijo...

Una gran capacidad de síntesis y de análisis. Me ha encantado este artículo. Tiene sus dosis exactas de ironía y de raciocinio. Yo preferí hacerlo mucho mas catastrofista, pero siempre da gusto recibir críticas. Yo por mi parte no tengo mucho que criticar, y no me he puesto a corregir las faltas. Prefiero quedarme con el sentido de tus letras.
Un abrazo Fer.
(por cierto me has copiado la foto de Zapatero de presidiario, me debes un refresco)